lunes, mayo 20

Pasta con setas y espinacas | El Comidista | Gastronomía

Nada mejor para una comida otoñal o invernal que una pasta sin grandes complicaciones como esta acompañada de setas y espinacas que se hace en el horno, resulta reconfortante y con las hortalizas tu conciencia se tranquiliza. Las pastas rellenas comerciales o compradas en nuestro obrador de referencia nos pueden arreglar algunas comidas, aunque no sean un ingrediente para consumir todos los días, porque las hay francamente ricas. Además, en este plato la pasta fresca, que precisa poco tiempo de cocción, se hace directamente en el horno con las hortalizas y la salsa.

La salsa de tomate la podemos usar casera -aquí tenéis dos recetas- o comprada para salir del paso rápidamente. En resumen, un plato muy apañado y, como todo lo que lleve pasta, tomate y queso, al gusto de la mayoría. Las hortalizas que ponemos en el fondo de la fuente las puedes variar a tu gusto e incluso aprovechar restos de otros guisos vegetales, como un pisto o un asadillo de pimientos. Las migas de pan que rematan el plato aportan un punto extra de crocante al gratinado cuando se tuestan en el horno: puedes adaptar este truco a otras recetas similares.

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: Con pasta y salsa de tomate de la tienda, ninguna. No tienes excusa, ponte a ello

Ingredientes

Para 4 personas

  • 25 g de aceite de oliva
  • 25 g de mantequilla
  • 300 g de setas al gusto, troceadas
  • 3 dientes de ajo
  • Un buen manojo de espinacas, lavadas y limpias (pueden ser congeladas)
  • 1 litro de salsa de tomate o passata
  • 500 g de pasta fresca rellena (con un relleno que combine con la salsa)
  • 125 g de mozzarella
  • 90 g de pan duro
  • Orégano seco
  • Sal y pimienta al gusto
Leer más  La causa de la miopía en la actualidad: ¿el uso de pantallas o la falta de vitamina D?

Instrucciones

1.

Calentar el horno a 200 °C sin aire o 180 °C (con aire). Calentar el aceite con la mantequilla en una sartén y saltear las setas limpias y troceadas a fuego vivo cinco minutos. Extender las setas en el fondo de una fuente de horno adecuada.

2.

Laminar los dientes de ajo y saltearlos en la misma sartén, hasta que cambien de color. Agregar las espinacas y sudarlas a fuego bajo hasta que estén cocinadas. Sazonar con sal y pimienta, y extenderlas encima de las setas.

3.

En la misma sartén, agregar la salsa de tomate y sazonar con orégano al gusto. Apagar el fuego y añadir la pasta cruda. Mezclar y poner en la fuente encima de las hortalizas; coronar con la mozzarella en trozos.

4.

Por último, triturar el pan duro en trozos y el queso curado. Espolvorear estas migas encima de la pasta y cocinar el conjunto en el horno durante 25-30 minutos hasta que esté burbujeante y dorado por encima. Servir de inmediato.

Si tienes dudas o quejas sobre nuestras recetas, escríbenos a elcomidista@gmail.com. También puedes seguir a El Comidista en TikTok, Instagram, X, Facebook o Youtube.