jueves, mayo 30

Los productores de petróleo apoyan el acuerdo climático a pesar del lenguaje sobre combustibles fósiles

Ejecutivos de la industria petrolera el miércoles dijeron que apoyan más o menos el acuerdo que surgió de la cumbre climática de las Naciones Unidas en Dubai, a pesar de que su lenguaje pedía “un alejamiento de los combustibles fósiles”.

«Apoyamos el resultado de la COP28», afirmó un portavoz de Shell, la mayor empresa energética de Europa.

Eni, el gigante energético italiano, elogió el “gran pragmatismo” de la reunión.

Arabia Saudita, líder de facto de la OPEP, que había planteado objeciones a un borrador inicial del acuerdo, respaldó el acuerdo final, diciendo que deja a los países libres para elegir su propia dirección al abordar el cambio climático.

«Los dictados han sido enterrados», dijo el príncipe Abdulaziz bin Salman, ministro de Petróleo saudita, en una entrevista con la televisión Al Arabiya. «Y por eso la gente es libre de elegir», añadió. El ministro saudita también dijo que el acuerdo COP28 no tendrá ningún impacto en la capacidad del país para vender petróleo crudo, según el periódico.

El atractivo del acuerdo para los productores de petróleo probablemente resida en la falta de requisitos para tomar acciones específicas. Como resultado, los países pueden elegir sus propios caminos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el cambio climático. El amplio acuerdo, aprobado por diplomáticos de casi 200 países, parece incluso sugerir un papel del gas natural, un combustible fósil que ha atraído enormes inversiones en los últimos años de las grandes compañías petroleras, para «facilitar la transición energética».

Los líderes de los países productores temían que de la reunión pudieran surgir exigencias más estrictas para frenar el uso de combustibles fósiles. Esto ejercería presión sobre las industrias del petróleo y el gas, cuyos ingresos a menudo sustentan los presupuestos de sus gobiernos.

Leer más  Puré de patatas con mantequilla tostada y ajo | El Comidista | Gastronomía

En una carta de la semana pasada que parecía reflejar ese malestar, el secretario general de la OPEP, Haitham Al-Ghais, instó a los 23 miembros del grupo de productores y sus aliados, conocido como OPEP Plus, a “rechazar cualquier texto o fórmula que apunte a la energía, por ejemplo a los fósiles”. combustibles en lugar de emisiones”.

Tras concluir la conferencia el miércoles, elogió “el resultado consensuado y positivo”, en una declaración conjunta con su homólogo de un grupo de exportadores de gas natural.

Al final, los productores de petróleo parecen haber logrado garantizar que se incluyera en el acuerdo un lenguaje que aprovechaba sus puntos fuertes. El acuerdo también planea “acelerar” la captura y almacenamiento de carbono, una tecnología que ha sido criticada por grupos ambientalistas por tener el potencial de expandir el uso de combustibles fósiles.

Si bien el objetivo de los delegados de la COP era garantizar que los “combustibles fósiles” fueran mencionados en el documento final, la industria energética también parece haber tenido muchos aportes. El Ministro de Petróleo saudita fue casi vergonzosamente franco sobre el acceso de su delegación a la conferencia, dirigida por Sultan al Jaber, director ejecutivo de Adnoc, la compañía petrolera estatal con sede en Abu Dhabi.

«Se nos dio una prioridad que creo que nunca había visto», dijo el príncipe.

A pesar de las apariencias, los países ricos productores de petróleo como Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, junto con las mayores empresas energéticas, están dispuestos a hacer al menos inversiones modestas en tecnologías energéticas más limpias. Se dan cuenta de que, con temperaturas que alcanzan niveles récord y países como Canadá afectados por incendios forestales, es inevitable un cambio gradual en el consumo de energía.

Leer más  Rishi Sunak cede ante el ala dura de los conservadores y restringe las normas de entrada al Reino Unido para los inmigrantes legales | Internacional

Es posible que las empresas petroleras más pequeñas no tengan la experiencia o los recursos financieros para realizar tales inversiones. Su interés es poder producir petróleo y gas mientras exista mercado para estos combustibles.

«La demanda de energía confiable y asequible seguirá creciendo a medida que crezca la población mundial, y el mundo necesitará más fuentes de energía, no menos», dijo el Instituto Americano del Petróleo, un grupo comercial con sede en Washington que representa a una amplia gama de empresas. dijo el miércoles.