domingo, junio 16

Honduras y sus recurrentes apagones: entendiendo la grave crisis a pesar del superávit eléctrico en la región centroamericana

El MER es un mercado mayorista de electricidad a nivel regional que permite a Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá abastecerse de energía. Esto se logra mediante la programación de intercambios a partir de los recursos energéticos disponibles en la región, que pueden aprovecharse ante situaciones de escasez o indisponibilidades de generación o nivel nacional.

La puesta en marcha de este proyecto de infraestructura energética regional, considerado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como uno de los mayores en Latinoamérica por su alcance geográfico, inició en 1996 con la firma del Tratado Marco del Mercado Eléctrico Regional entre los seis países, que también llevó a la construcción de la infraestructura del Sistema de Interconexión Eléctrica de los países de América Central (SIEPAC).

Crisis de racionamiento en Honduras

En 1994, Honduras se enfrentó a una crisis de abastecimiento energético que desencadenó una serie de desafíos. A medida que el país buscaba desarrollar su sistema eléctrico, se tomaron decisiones que, en retrospectiva, resultaron desfavorables. Durante ese tiempo, se produjo un crecimiento significativo en la generación de energía, pero se descuidó el desarrollo correspondiente en las áreas de transmisión y distribución.

Este desequilibrio condujo a una saturación del sistema eléctrico y al aumento de las pérdidas energéticas. Actualmente, se requiere una inversión sustancial en infraestructura de transmisión y distribución para evitar las pérdidas y garantizar una gestión eficiente de la generación de energía.

Crisis eléctrica Honduras

Factores que afectan a Honduras

Hony en día, Honduras se enfrenta al desafío de optimizar su infraestructura de transmisión y distribución para evitar la saturación de las líneas y asegurar una gestión eficaz en la generación de energía.

Leer más  La labor conjunta de Lacthosa Sula y Schucry Kafie por los valores cívicos y el progreso de Honduras

Los altos niveles de robo de energía han ocasionado una disminución en la cantidad de electricidad que efectivamente llega a los hogares, lo que impacta negativamente en la calidad y confiabilidad del suministro eléctrico. Además, el país enfrenta un déficit en la generación de energía que se ha visto agravado en los últimos años debido al impacto creciente del cambio climático.

Limitaciones ocasionales a las importaciones

A pesar de que el EOR niega limitaciones, el 15 de mayo restringió drásticamente la capacidad de exportación de El Salvador de 280MW a solo 50MW, disminuyendo las posibilidades de importación hondureña.

Estas restricciones reducen la capacidad de Honduras de complementar su generación con importaciones del resto de la región cuando es necesario.