viernes, febrero 23

El Supremo israelí emprendió la reforma judicial de Netanyahu que provocó manifestaciones masivas antes de la guerra | Internacional

Hasta el paso del 7 de octubre —día en el que Hamás atacó a Israel provocando 1.200 muertos sin que sus servicios de inteligencia detectaran lo que estaba pasando en su patio trasero—, el principal tema político en la agenda israelí era la reforma judicial aprobada por el pasado Julio El Primer Ministro Benjamín Netanyahu, con la ayuda de sus asociados ultraortodoxos y de la extrema derecha. Este lunes el Tribunal Supremo anuló esa ley que pretendía evitar que sus magistrados pudieran paralizar las decisiones del Gobierno por considerarlas poco razonables.

La resolución que los miércoles ya habían filtrado en los medios, da un nuevo golpe a un Netanyahu en sus horas más bajas. Las últimas reuniones reflejan que el apoyo social se ha disparado -su partido, el Likud, ha obtenido ya la mitad de los parlamentarios que tiene actualmente en la Knesset- debido a la impopularidad de esta reforma, ahora cancelada, y que nunca ha podido evitar la masacre que desencadenó la guerra.

La reforma, que provocó multitudinarias manifestaciones en todo el país durante 30 semanas, retiró al Tribunal Supremo la capacidad de anular aquellas decisiones del Gobierno, ministros o cargos públicos electos que consideren irrazonables. Es uno de los filtros legales de los que hace alarde el tribunal superior en un país sin Constitución (si se guía por una serie de leyes básicas desarrolladas durante mucho tiempo) y en el que el Parlamento se elige a sí mismo como primer ministro.

La oposición se percibe a sí misma como garante de la separación de poderes mientras que su ley la ve como un organismo ideológico e intervencionista. La aprobación, aprobada el 24 de julio, se debió a los votos de la coalición de Netanyahu (el derechista Likud y los ultraortodoxos y ultranacionalistas), mientras que la oposición total fue abandonada por el Parlamento. Tras su votación, Washington consideró «desafortunada» la nueva legislatura.

Leer más  Éric Dupond-Moretti: El ministro de Justicia de Macron, absuelto de la acusación de conflicto de intereses y abuso de poder | Internacional

La decisión judicial abre un nuevo frente para el primer ministro. El fracaso del Supremo no fue fácil. Su importancia viene dada por el hecho de que es la primera vez desde la creación del organismo, con la fundación del país en 1948, que adopta a los 15 magistrados que lo formaron. La sentencia, como adelantaba la filtración, ha subido adelante con los votos a favor de los ojos. Sus decisiones se produjeron en medio de ataques más o menos velados por parte del Gobierno y otros cargos, que consideraban que el tribunal no tenía competencia para socavar la norma, y ​​multitudinarias manifestaciones de detractores que pedían su derogación. La reforma ha provocado una polarización sin precedentes en la sociedad israelí.

Los magistrados del Tribunal Supremo, en septiembre en Jerusalén.DEBBIE HILL/PISCINA (EFE)

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

El Movimiento por la Calidad del Gobierno en Israel, principal iniciador de las protestas, ya ha demostrado su satisfacción con la resolución. «Es un día histórico y una tremenda victoria para quienes defienden la democracia», aseguró esta organización en un comunicado. “Un gobierno y algunos ministros que dicen escapar del control judicial han sabido que hay juegos en Jerusalén, que hay democracia, que hay separación de poderes”. Por su parte, el director del movimiento, Eliad Shraga, añadió: “La enorme campaña pública y la valiente oposición a estas leyes tan peligrosas, las protestas y las peticiones ante el Supremo muestran el tremendo poder público que tenemos en nuestras manos. Vemos la corrupción en nuestros ojos y debajo de nuestra mirada. Damos la bienvenida a esta importante decisión del tribunal. Continuaremos haciendo lo que sea necesario para consolidar el país y preservar la democracia».

Leer más  Delegaciones de Israel y EE UU dan impulso a Egipto en pleno fuego en Gaza | Internacional

Enfado del Gobierno

El incidente ocurrido en el Gobierno fue difundido por el ministro de Justicia, Yariv Levin, quien acusó a los magistrados de «arrogarse todos los poderes». «Los jueces han tomado en sus manos todos los estamentos del Estado, que en un sistema democrático forman parte de una forma equilibrada entre los tres estamentos», aseguró Levin, considerando el artificio de la reforma. «El Tribunal Supremo ha cortado la voz de miles de ciudadanos», añadió. Netanyahu se aseguró de que si se revocara la norma, no conduciría a una resolución, lo que habría provocado una crisis constitucional sin precedentes en la historia del país. El Likud aseguró que la decisión es desafortunada y que va en contra «del deseo de unidad del pueblo, especialmente durante la guerra».

Estás a punto de ver cómo derrotar al varapalo del primer ministro, pero lo cierto es que el nuevo gol llegó en su peor momento de popularidad, que pudo haber aumentado con los ataques de Hamás el 7 de octubre que, pesando sobre uno de los I Los servicios de inteligencia más poderosos del mundo no pueden evitarse en el gobierno de Netanyahu. La última investigación, de una serie de reuniones celebradas en los últimos meses y publicada por el diario Maariv El año pasado fueron 17 las votaciones en las que hoy se celebrarán las elecciones, por delante de las 32 con las actualmente contabilizadas. Los escucharon como ganador y al mismo tiempo conservador del Partido de Unidad Nacional de Benny Gantz, actualmente integrado en el gobierno de emergencia que Netanyahu formó para librar la guerra. Los próximos cómics están previstos para 2026.

Leer más  Sajonia-Anhalt: Un Estado alemán exigirá firmar a favor del “derecho a existir de Israel” para acceder a la nacionalidad | Internacional

La sentencia repercute en el lleno del gabinete de guerra. Muchos de sus miembros, todos los que figuran en la lista electoral de Gantz —Gadi Eisenkot y Gideon Saar— se encuentran entre los que optaron por no votar el pasado mes de julio. Yoav Gallant, ministro de Defensa del Likud, dijo públicamente que retiraría la reforma por razones de seguridad nacional, razón por la cual el primer ministro estaba dispuesto a destituirlo.

Frente a ellos, el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, líder del Partido Religioso Sionista, e Itamar Ben Gvir, dueño del Interior y jefe de los ultranacionalistas de Otsmá Yehudit, defienden la reforma. Estos últimos también se encontraron entre quienes afirman que, más allá del conflicto, Israel ha tomado el control de Gaza y quiere construir asentamientos en Francia. Este mismo domingo, Ben Gvir me ha pedido que pida la aprobación de una ley nacional de emigración para traer a los palestinos del territorio conscientemente asediado a los palestinos y enviarlos a terceros países. El presidente de EE UU, Joe Biden, pidió a Netanyahu que se una a su coalición con estas dos formaciones.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_